de lectura

Por qué deberías optimizar redes sociales en Inbound Marketing

Por Claudia Méndez

 

Por que deberías optimizar redes sociales en Inbound Marketing

 

En una estrategia de mercadeo digital como el Inbound Marketing, las redes sociales son una herramienta muy poderosa para lograr la difusión de tus contenidos. Pero con un gran poder viene una gran responsabilidad.


Como en muchos otros aspectos de la metodología Inbound, en las redes sociales “más” no significa “mejor”. Puede que en un principio publicar con más regularidad te traiga mejores resultados, pero lo que realmente importa en una metodología de este tipo es entender el comportamiento de tus usuarios y, con base en esto, tener la capacidad de ofrecerles contenido educacional en el momento adecuado.


Por otra parte, los usuarios de las distintas redes sociales (LinkedIn, Twitter, Facebook, Instagram, etc.) no esperan ver el contenido de la misma manera. Cada red social funciona de maneras distintas y trabaja con formatos de contenido diferentes. Así que una marca que no piense en estas diferencias claves al momento de publicar en redes sociales, se arriesga a que sus usuarios y seguidores dejen de considerar su contenido como algo relevante.


Pero no queremos que entres en pánico con tus publicaciones en las redes sociales. Una estrategia sólida bien implementada, no solo puede difundir fácil y rápidamente tu contenido, sino que también te permite mantener un equilibrio en el contenido que publicas para que este siga siendo relevante y de interés para tus seguidores.


Como te lo dije anteriormente, la publicación de contenido en redes sociales es una herramienta primordial en una estrategia digital, pero para que pueda brindar los mejores resultados debe ser manejada con precisión. Es por esto que en la entrada de hoy te diremos con qué frecuencia deberías publicar contenido en redes sociales.


Estos son los puntos más importantes que deberías tener en cuenta para sacarle el máximo provecho a las redes sociales:


1.Crea una estrategia que soporte todas tus publicaciones en las redes sociales.


El Inbound Marketing es como una partida de ajedrez: debes tener una estrategia pensada a largo plazo, pero también tienes que modificarla progresivamente según cada movimiento. A la hora de utilizar las redes sociales no hay excepción. También es necesario tener una estrategia para sacarles el mejor provecho.

Uno de los primeros consejos que debes seguir para implementar una estrategia para tus redes sociales es la creación de un calendario de publicaciones.  Esta tarea es más compleja de lo que parece; en un buen calendario, además de establecer las fechas de publicaciones, se deben tener en cuenta diversos factores que afectan el tráfico y la acogida de dichas publicaciones.

Por ejemplo, uno de los elementos que más afectan la relevancia de las publicaciones en redes sociales es la hora en que son publicadas. Debes tener en cuenta en qué momento específico del día existe más tráfico en la red social en la que publicas. Otro factor relevante es la diferencia de formatos que existen entre redes sociales; es decir, un usuario activo de Instagram, por ejemplo, espera un tipo de contenido bastante diferente del que encontraría en otras redes como Twitter o Facebook. Así que una de las peores prácticas que puedes hacer es publicar contenido con el mismo formato en redes sociales diferentes.

Entonces, recuerda incluir este tipo de elementos en el calendario que establezcas para tu estrategia de redes sociales: horas de publicación (las que tengan más tráfico según tu público), formatos de publicación según cada red social, temáticas que manejaras y también posibles campañas interactivas (como encuestas o post interactivos).


2. Deja de pensar en ti y empieza a pensar más en tus usuarios

Las estrategias digitales de mercadeo le dieron un giro de 180° a la lógica del mercadeo tradicional. Mientras que en un principio las estrategias de mercadeo tradicionales buscaban difundir su marca a la mayor cantidad de personas posible, el marketing digital –con metodologías como el Inbound Marketing– busca atraer usuarios y clientes potenciales mediante la oferta de contenido educacional de alta calidad.


Con este cambio, el centro del marketing digital ya no es la marca como tal, sino el usuario. La prioridad en el mundo digital es el usuario: es este quien permite que la totalidad de la estrategia pueda desarrollarse y, además, los usuarios de hoy en día son mucho más susceptibles a contenido que les pueda ayudar a solucionar sus problemáticas y necesidades específicas.

Así que a la hora de implementar un plan de redes sociales, en lo primero que deberías pensar es en tus usuarios (ya sean usuarios ideales –buyer persona– o los usuarios que realmente interactúan dentro de tus páginas) y en el tipo de contenido que podría interesarles realmente. Para esto puedes realizar un tipo de investigación: revisa qué tipos de contenidos de los que has publicado hasta ahora te han brindado mejores resultados, que tipo de lenguaje atrae más fácilmente a tus usuarios, cuáles temas o incluso si prefieren publicaciones que pregunten por su opinión. En resumen, dale a tu usuario lo que prefiere.


3. Analiza constantemente los resultados que obtienes de las redes sociales y piensa siempre en optimizar tu estrategia.

Es un error muy común considerar las redes sociales como una simple herramienta de divulgación del contenido. Usualmente los gerentes de mercadeo analizan las cifras de las redes sociales para observar los niveles de difusión de su contenido: cuantos comentarios tiene una publicación, cuantas veces fue compartida o que comentarios tuvieron los usuarios frente a ella.

Sin embargo, detrás de las cifras de difusión que nos muestran las redes sociales, se pueden analizar otros comportamientos de los usuarios. Por ejemplo, un usuario ve nuestro contenido en una red social, va a una entrada del blog, da clic en un CTA y se convierte en un prospecto (lead); este prospecto debe ser entendido como uno que fue generado gracias a las redes sociales y no a un Call-to-Action.

Es por esto que te aconsejo analizar en profundidad las cifras que obtienes con redes sociales: es mucho más complejo que ver cuántos “me gusta” hay en tus cuentas. Debes tratar de descifrar qué otros movimientos en tu sitio web o en tu blog se reflejan en los resultados de las redes sociales.

Una vez analizados los resultados de tu estrategia de redes sociales, procura optimizarla pensando en tus usuarios. Además, si logras alcanzar las metas que querías en un principio, ve cada vez por metas más altas. La metodología Inbound es un proceso a largo plazo en el que se debe optimizar nuestros esfuerzos periódicamente.


No me cansaré de repetirte: Las redes sociales, aunque son una herramienta vital para estrategias de mercadeo digitales como el Inbound Marketing, son también herramientas muy frágiles que necesitan tener una estrategia precisa y muy específica para evitar ser ignorados por los usuarios. Revisa con cuidado los consejos que acabas de leer y entenderás con qué frecuencia se debe publicar contenido en redes sociales.


 Cómo utilizar las redes sociales para encontrar nuevos clientes

Etiquetas: Redes Sociales

Bienvenido a nuestro blog

Suscríbete a nuestro blog y recibe contenido útil y actualizado sobre marketing digital.

Mockup_EbookInboundMarketing